Cuando se produce una situación frustante podemos reaccionar de diferentes maneras, en función del momento o de la personalidad del sujeto:

- Preservación: seguir intentando superar el obstáculo como sea. A veces intentamos compensar nuestras deficiencias precisamente en ellas.
Hubo un filósofo llamado Demóstenes, que era tartamudo y luchó tanto por superar si deficiencia que consoguió convertirse en un gran orador.

- Sustitución: cambiamos el objetivo que no podemos alcanzar por otro más asequible o le quitamos valor (mecanismo de defensa de la racionalización).

- Agresión y conflicto: si no somos capaces de utilizar alguno de los mecanismos anteriores, se producirá una agresión que puede ir dirigida:

a) A sí mismo, autopunitiva, culpabilizándose de incapacidad para superar el obstáculo cuando quizás el objetivo era demasiado elevado on el obstáculo demasiado grande.
En este caso se origina un conflicto interno de insatisfacción o de motivación (algo me agrada pero no me atrevo a intentar conseguirlo, es difícil, etc...), que, de algún modo saldrá al exterior y dificultará las relaciones del sujeto.
Si una persona está molesta y enfadada, con sentimientos de cólera e irritación frecuentes y se lo guarda para sí mismo, puede, incluso, llegar a sufrir problemas físicos: estrés, úlcera, cardiopatías, asmas, impotencia. La influencia de los aspectos psíquicos en el organismon se denomina psicosomática.

b) A los demás, extrapunitiva, culpabilizando a los demás de la aparición del obstáculo o de su no superación (me han hechgo trampa, han ido a por mí, están en contra mía...).
La culpabilización de los demás puede ser algo objetivo que ha ocurrido realmente o algo inventado inconscientemente por el sujeto para justificarse.
En cualquier caso provoca agresividad que se puede manifestar:
-Físicamente, agrediendo al otro.
-Verbalmente o simbólicamente, insultándolo, despreciánmdolo, etc.
-Directamente, en presencia del otro y siendo actor de la afresión.
-Indirectamente, en su ausencia, por mdeios de otras personas, o agrediendo a otros más asequibles.